Leonardo Da Vinci observó por mucho tiempo el vuelo de los pájaros para diseñar máquinas aladas, que ascendían en la mente del extraordinario genio del Renacimiento. A pesar de su gran inteligencia, el autor de la Gioconda tenía ideas erróneas sobre la manera de volar de las aves y, por ende, sus invenciones jamás pudieron elevarse.


El anhelo de navegar en el aire, llevó a los Hermanos Wilbur y Orville Wright, a probar 200 alas en un túnel de viento, antes de que el Wright Flyer pudiera despegarse por 12 segundos del suelo. Al recorrer 36 metros sin tocar la superficie terrestre, esta nave marcó el inicio un largo viaje, desde los inicios del siglo veinte, hasta el tiempo de la Industria 4.0.
Al igual que Leonardo Da Vinci y los hermanos Wright, Giovanni Angelucci desde niño quiso surcar la bóveda celeste. Después de convertirse en piloto aviador, decidió construir una aeronave para viajar en su propio avión, de norte a sur y de este a oeste.


Era un enorme reto, pero al igual que Wayne W. Dyler, Giovanni veía su único límite en la inmensidad del cielo. El infranqueable espíritu de Angelucci, lo llevó a crear el primer prototipo al cual le dio el nombre de Halcón 1. Al poco tiempo, con el apoyo del gobernador del estado de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, logró crear el Halcón 2, en la ciudad de Celaya, donde con una inversión de 10 millones de dólares, la empresa Horizontec fabricará en serie este aeroplano.


El emprendedor italo-mexicano encontró grandes aliados cuando inició su gran proyecto. El Grupo SSC es uno de ellos. Una empresa 100 mexicana, pionera en el manejo y venta del software ANSYS, el mejor programa de Simulación numérica en el planeta entero. Con ANSYS se puede predecir el comportamiento de sustancias, materiales y múltiples factores, como si se estuvieran en un laboratorio. En el mundo de la aviación, por ejemplo, con ANSYS fluent, atrás quedaron los costosos, contaminantes y tardados túneles de viento.


Al ver realizados estos desafíos, a veces pensamos que son producto de grandes empresas, pero cuando se logró construir el Halcón 2, Horizontec era una MIPYME con 10 personas que hicieron su sueño realidad, al ver a su avión volar. En la segunda mitad del gobierno de la Cuarta Transformación Nacional, es un gran momento para apoyar a este tejido de empresas que, en nuestro país, aportan más del 95 por ciento de la actividad laboral.

José Alfredo Gutiérrez Falcón

Representante de E4T en Guanajuato